Sobre nosotros

La Orquesta Joven de Córdoba fue fundada en el año 2012 por un grupo de estudiantes de la capital y desde entonces ha logrado convertirse en una referencia a nivel nacional entre los proyectos dedicados a la pedagógia orquestal.  

El objetivo del proyecto es dotar de formación y experiencia de orquesta a los jóvenes músicos de Córdoba en particular y Andalucía en general, además de servir como puente entre los estudios académicos y la vida profesional de los jóvenes músicos. 

La OJC realiza una media de cuatro encuentros sinfónicos al año, en los que cuenta con el apoyo de reconocidos profesionales, como profesores de las diferentes especialidades instrumentales, solistas y directores invitados. Los conciertos de música de cámara, las clases magistrales y las audiciones para jóvenes solistas, entre otras actividades, completan la oferta educativa. 

En sus inicios, la orquesta cuenta con los maestros José Santofimia como director titular y Manuel Hernández Silva como padrino artístico, asumiendo en el año 2014 el maestro Alejandro Muñoz la dirección musical. A partir del próximo mes de mayo, será el joven director cordobés David Fernández Caravaca el que ocupe la dirección titular. 

Durante estos diez años de intensa actividad, la orquesta ha ofrecido numerosos conciertos en los diferentes ciclos, festivales y escenarios de la ciudad de Córdoba y su provincia, abordando un repertorio que va desde el barroco hasta la música contemporánea. Han acompañado a solistas de la talla de Isel Rodríguez, Vicente Huerta u Oscar Martín entre otros, trabajando con directores invitados como Michael Thomas, Juan Luis Pérez, Miguel Romea o Borja Quintas.  

Desde 2017 se realizan encuentros de colaboración junto a la Orquesta de Córdoba, donde los jóvenes músicos son tutelados por los profesores de cada sección profesional. Se han interpretado grandes obras del repertorio, de compositores como Beethoven, Mahler, Stavinsky y Mussorgsky, así como repertorio con solistas de la Orquesta Joven de Córdoba, todo bajo la batuta de Lorenzo Ramos y Carlos Domínguez-Nieto.