Crónicas desde Córdoba I: Cesar Benito (El Tiempo entre Costuras)

[Fuente]

Gorka Oteiza

Asturscore // 23 de julio de 2014

7 días. Ni más, ni menos. Y es que, tras la inauguración el pasado domingo 20 de julio del festival internacional de música de cine provincia de córdoba, dan comienzo 7 días repletos de actividades, talleres, conferencias y conciertos a lo largo de la provincia de Córdoba.

Este año, desde Asturscore, hemos querido celebrar el décimo aniversario del festival acudiendo a todos (o al menos a la mayoría) de los actos principales programados en el festival, reflejándolo así en una serie de artículos breves que hemos querido titular con el nombre de Crónicas desde Córdoba.

Para esta primera parte, comenzamos nuestra andadura por tierras Cordobesas el lunes 21, acudiendo al primero de sus conciertos programados, el concierto de la música de El Tiempo Entre Costuras ofrecido por Cesar Benito junto con la Orquesta Joven de Córdoba en Puente Genil.

El emplazamiento elegido para ello, es un antiguo asentamiento romano, a unos 3 kms a las afueras de la ciudad, en un espacio llamado Fuente Álamo.

Este concierto, debido al aforo limitado de dicho lugar, ha requerido la solicitud de invitaciones previas gratuitas, que se podían conseguir rellenando un formulario en la página web del ayuntamiento de Puente Genil. Debido al éxito de la serie televisiva, el concierto temático de la música de Cesar Benito ha tenido una gran demanda, agotándose todas las invitaciones disponibles en menos de dos días.

Cesar-Benito-en-el-festivalFuente Álamo dispone de unas ruinas romanas y un centro de interpretación, y dadas las características del recinto, el ayuntamiento organizó unos autobuses lanzadera desde Puente Genil, para facilitar el acceso a todas las personas invitadas.

En total fueron 3 o 4 autobuses, dando lugar a algo más de 200 personas en una zona al aire libre, frente a la cual se alzaba un escenario preparado para el evento, donde se ubicaba la Orquesta Joven de Córdoba bajo la dirección de Cesar Benito.

Previo al comienzo del concierto, tuvimos la oportunidad de realizar un paseo libre por el circuito de interpretación que había sobre las ruinas, mientras esperábamos la llegada de todos los autobuses.

Una vez reunido todo el mundo, y finalizadas las pruebas de sonido y ajustes del sistema de altavoces y amplificación instalado, dio comienzo el concierto a las 22:30h de la noche, con un clima exquisito y una noche muy agradable, tras la presentación del evento por parte del alcalde de Puente Genil y el Delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba, Antonio Pineda.

Cesar Benito subió al escenario para tomar la batuta entre los aplausos del público, y con la humildad que le caracteriza (por lo poco que he podido ver y por lo que me han contado, aunque todavía no he llegado a conocerlo en persona), arrancó el concierto explicando el cambio de orden de los temas que teníamos en el programa, sin que ello supusiera ningún problema.

El primer tema que sonó fue la Suite de Mia Sarah, u na música melódica, alegre, divertida, y traviesa a ratos, que encajaba perfectamente con el breve resumen del argumento que hizo Cesar sobre la película, para introducir al público en harina.

Después pasamos a escuchar una Suite de Los Protegidos, más energética, con carácter y con fuerza a ratos, que sonaba bastante bien, aunque no fue la que más me enganchó de lo que sonó esa noche.

En este momento, y con la orquesta ya rodada, se podían apreciar claramente dos cosas, que serían tónicas a lo largo del concierto.

La primera es que la Orquesta Joven de Córdoba daba estupendamente la talla en todos los temas, por no decir que incluso superaba y sacaba muy buena nota en su interpretación. Una orquesta formada por gente joven y con no mucha experiencia, pero que estaba a nivel de muchas otras orquestas más veteranas que he podido escuchar. Un gran futuro le espera a esta orquesta, si se consigue que los continuos y repetidos ataques económicos que está  sufriendo la cultura, no afecten a su desarrollo.

OJC VdRLa segunda es que, desgraciadamente, al estar nuestro grupo ubicado en primera fila y a la izquierda del escenario, el altavoz que se utilizaba para amplificar la música estaba demasiado cerca y llevaba demasiado volumen, tanto que se comía muchos de los sonidos de la orquesta que estaba frente a nosotros. De hecho, los violines se escuchaban más por los altavoces que en directo, a pesar de la cercanía, y los chelos ligeramente conseguían destacar, especialmente cuando actuaban en solitario. Este efecto se notaba más todavía, cuando entraba en juego la sección de viento-metal, que llegaba incluso a saturar el sonido en las primeras filas.

Entiendo que un evento en la calle, con una acústica al aire libre, resulte difícil de sonorizar, pero quizás con algo menos de volumen en los altavoces u otra distribución y número de los mismos, se hubiera conseguido un efecto más óptimo.

Volviendo con los temas del concierto, cuando ya llevábamos más de media hora desde el comienzo, Cesar Benito hizo la presentación de la tercera suite, Ways to Live Forever. Una melodía viva, optimista, positiva y alegre, que tal y como ocurre con el argumento de la película en la que va enmarcada, se torna lánguida y triste cuando lo requiere, pero sin por ello dejar de perder su lirismo y su belleza.

Y para terminar, tuvimos el plato fuerte de la noche, el que mucha gente estaba esperando y que yo creo que todo el mundo conocía, la suite de El Tiempo Entre Costuras, que no requirió casi presentación. Un arreglo estupendo de los temas principales de la música de la serie, donde en un momento concreto, en el tema En Marruecos, en el que toda la orquesta está realizando percusión con las manos para ayudar a los cantos de las dos coristas, Cesar se dirige al público pidiendo su complicidad, que evidentemente consigue, metiendo a todos más aún en la música.

Una gran ovación del público al final la suite, con aplausos ininterrumpidos durante un buen rato, y un bis del tema de Sira, dieron fin a este concierto tras casi hora y media de buena y variada música.

En resumen, creo que el primer concierto del festival internacional de música de cine ha supuesto un fantástico comienzo del festival, con una fabulosa Orquesta Joven de Córdoba, bajo la entregada dirección de Cesar Benito, que hicieron las delicias de todos los aficionados allí reunidos, en el privilegiado enclave de Fuente Álamo en Puente Genil.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s